Los Observatorios de Cambio Climático

 

La Huella y Traza de Carbono

 

La gestión de la huella de carbono en gobierno, escuelas y algunas empresas radicadas en el territorio es un aspecto de la sostenibilidad local que puede aportar grandes beneficios de alto valor agregado. 


En principio, la gestión de los gases de efecto invernadero, permite comenzar a construir, en el sector público y privado, una red de monitoreo de parámetros que no son considerados sensibles y por ello no generan en las empresas ningún temor a ser comunicados al tiempo que luego de medidos, permite instrumentar elementos como eco-selllos o etiquetas que entregan a las organizaciones alto valor agregado.


Por otro lado, su incorporación en las escuelas es de enorme importancia ya que los chicos comienzan a comprender y accionar sobre uno de los grandes obstáculos que enfrentamos globalmente.  Si consideramos que luego estos conocimientos y acciones llegan a los hogares tendremos entonces una vía regia hacia la generación de una cultura sostenible en el municipio.


También creemos que, a través de la interpretación de las trazas y huellas y la conformación de un conjunto de tecnologías y proveedores, se pueden implementar medidas de gran eficiencia y sostenibilidad para todo el municipio.


En conclusión, la puesta en marcha de estos protocolos de gestión del carbono permitirá instrumentar el observatorio en toda su dimensión, con enorme innovación y valor agregado social, político y económico y sin conflictividad entre los actores.

Artículos Relacionados

 

Observatorios Locales
de Sostenibilidad.